Fisio GDS Galicia 615 987 654 F
Qi-Nature 722 164 646 Q

Temas

"No sabia que podía sentir el miedo en el Útero hasta que me lo quitaron"

25/02/2019 · Blog

#casos_interesantes 

Esta es la frase tan descriptiva con la que un día me sorprendió una de mis pacientes. 

Es algo que no nos paramos a pensar en muchas ocasiones ¿en dónde siento mis emociones ? Haz un día la prueba. ¿Dónde sientes tu rabio, tu ira, el miedo, la alegría, la tristeza ? 

Muchas veces cuando hago esta pregunta la gente no sabe localizarlo, pero es un simple ejercicio de observación que puedes hacer todos los días, ante las diferentes situaciones que tengas en un vida. 

Te sorprenderá MUCHO, sentir como esas emociones se reflejan en tu pelvis, en tu intestino, en tu abdomen, en el cuello, en la lumbar, el los hombros. ¿Qué supone esto ? Que en tu cuerpo se produce un stress a consecuencia de esa emoción, que si no la aceptamos y gestionamos de manera adecuada, puede provocar una lesión. 

Y tu pensarás. Anda ya exageradaaaaaaa! NO, NO, NO, NO no exagero nadita de nada. 

Nuestro cuerpo se debilita con las emociones negativas y se formatelece con las positivas, somos pura energía, que necesita fluir de forma adecuada para no generar patología. 

En este caso, la paciente que me comento esto, fue justo después de su operación de HISTERECTOMIA, a causa de un MIOMA uterino. Por dicho mioma no quedo otra opción que extirpar el útero. 

Una vez su útero ya no estaba, fue consciente de hasta qué punto notaba las diferentes emociones en esa zona y ahora que no lo notaba percibía esa gran diferencia, algo que había notado durante toda su vida. 

Con esto quiero que me entendáis, no es que ya no sienta rabia o ira o miedo, si no que ya no nota como esas emociones se reflejan en la pelvis, ya no nota sensación de opresión en esa zona. Algo mu parecido a cuando notas opresión en el pecho al ponerte nervioso o enfadado. 

Nuestro cuerpo gracias a las diferentes cadenas musculares, expresa de forma externo nuestro estado anímico, nuestra forma de enfrentarnos a los problemas, nuestra forma de aceptar o no a alguien. Por eso os animo a prestar más atención a vuestro cuerpo, a sentirlo con placer, a aceptar todas las emociones que puedo sentir sin juzgarlas , para así poder digerirlas, procesarlas y hablando en planta cagarlas. 

Conocerse y aceptarse a uno mismo es lo más difícil que harás en tu vida, pero es el camino más hermoso que recorrerás nunca!!!!!!

¡Compártelo!